Algunos consejos para mantener unos huesos fuertes y cuidar Huesoslas articulaciones
Si bien con la edad, el proceso de pérdida de masa ósea es inevitable, modificando el estilo de vida y los hábitos alimenticios podemos mejorar la calidad ósea y evitar o retrasar la incidencia de fracturas.

  1. Practique actividades al aire libre o ejercicio físico adecuado a su condición ya que mejora la agilidad y el equilibrio, reduciendo el riesgo decaídas y la incidencia de fracturas de cadera. Además contribuye a aumentar la resistencia muscular y a acrecentar la resistencia ósea.
  2. Antecedentes de fracturas previas son un factor de riesgo para la osteoporosis por lo que debe prevenir caídas dejando su hogar despejado, ordenado y bien iluminado. Cuando esté en la calle, no baje la guardia y tenga cuidado con las obras y la circulación.
  3. Tanto el tabaco como el café favorecen la eliminación urinaria de calcio y el alcohol acelera la velocidad de pérdida de masa ósea.
  4.  El exceso de sal puede ser perjudicial para mantener la masa ósea ya que el sodio aumenta la eliminación de calcio por la orina.
  5.  Evite un alto consumo de azúcar ya que esto contribuye a favorecer la eliminación urinaria de calcio.
  6.  Un elevado consumo de grasas saturadas, puede resultar negativo porque este tipo de grasas disminuyen la absorción del calcio de la dieta.
  7.  Cuidado con las proteínas. Un consumo abusivo tiende a incrementar la eliminación de calcio por la orina, mientras que una ingesta adecuada favorece la absorción de calcio.
  8.  Tome el sol una hora al día, mientras aprovecha para hacer ejercicio, ayudando así a que su cuerpo tenga más vitamina D.
  9.  Aumente la ingesta de cítricos, ya que las deficiencias crónicas en vitamina C se asocian a la osteoporosis.
  10.  La salud de los huesos no depende solo del calcio. Además de calcio y vitamina D debemos cuidar el aporte de aquellos nutrientes necesarios para la correcta formación del tejido óseo. Algunos minerales como el fósforo, el magnesio, el boro o el zinc, ciertas vitaminas como la vitamina K o el complejo B y diversos antioxidantes como las proantocianidinas de la Semilla de uva o las catequinas del Té verde, participan en la formación del hueso y sus requerimientos se ven aumentados en la osteoporosis, por lo que es aconsejable administrarlos en cantidades suficientes para favorecer la mineralización. Diversos estudios sugieren que algunos nutrientes especiales y plantas diversas pueden influir positivamente en la salud delas articulaciones. El sulfato de glucosamina, el sulfato de condroitina, el Cartílago de tiburón, el Harpagofito, la Cola decaballo, entre otros, son buenos ejemplos de ello.