Cambio de hora

Este próximo sábado 24, deberemos retrasar una hora los relojes para ajustarnos al nuevo horario de otoño e invierno. El objetivo es aprovechar mejor la luz natural del día y reducir el consumo energético. Exactamente a las 3.00 horas de la madrugada del sábado al domingo deberemos retrasar el reloj una hora volviendo a las 2.00 horas. Vamos, que el sábado tendremos la oportunidad de dormir un poco más... 

Este cambio de horario, en principio, no tiene porque afectarnos, pero es cierto que en ocasiones puede ocasionar alteraciones del sueño, sensación anormal de cansancio, desconcentración, etc. 

Este pequeño desequilibrio, de aparecer, no debería durar más que unos pocos días hasta que nos acostumbremos al nuevo cambio horario. De cualquier modo siempre es recomendable saber que hacer durante este periodo para minimizar cualquier alteración negativa en nuestro organismo.

  • Evita o reduce el tiempo de siesta
  • Intenta ser gradual en los cambios de horario de tu rutina diaria
  • El desayuno es la comida más importante del día
  • Evita toma refrescos y bebidas con cafeina
  • Practica deporte con regularidad pero nunca justo antes de acostarte
  • En la cena evita alimentos de digestión pesada