Simbiótico

PROBIÓTICOS

Los probióticos se consideran “bacterias amigas” que residen en el tracto gastrointestinal y forman la llamada flora intestinal. Se pueden definir como microorganismos vivos que cuando se ingieren en cantidades adecuadas tiene efectos beneficiosos sobre la salud del huésped al mejorar el equilibrio de la flora intestinal y modular la inmunidad.

Benefician de manera notable al organismo. Por un lado actúan como mecanismo de defensa y refuerzan la función inmune; para ello compiten con  las bacterias nocivas por los nutrientes y por el territorio de adhesión  y por otro lado participan en funciones digestivas que facilitan la asimilación de nutrientes.

Los probióticos más comunes y más estudiados son: los lactobacilos, las bifidobacterias y los streptococcus, todos ellos pertenecientes al grupo de bacterias del ácido láctico. Se pueden encontrar por ejemplo en el kéfir, el yogurt y como complementos alimenticios en forma de cápsulas y polvo.

PREBIÓTICOS

Los prebióticos son ingredientes alimenticios, sin vida, no digeribles que benefician al huésped al estimular selectivamente el crecimiento y/o la actividad de una o más especies de las bacterias beneficiosas del colon. Crean el entorno adecuado para que los probióticos o microorganismos beneficiosas se reproduzcan más rápidamente y en mayores cantidades, lo que lleva a una mejora de la salud.

Entre ellos destacan los fructooligosacáridos (F.O.S) y los arabinooligosacáridos (A.O.S)

Los fructooligosacáridos (F.O.S)  son un complejo de carbohidratos de origen vegetal, que se encuentran en alimentos como la cebolla, plátanos, centeno, avena y chicoria, siendo esta última la fuente más rica de F.O.S. Promueven específicamente el crecimiento de las bifidobacterias, reducen el pH intestinal, producen cadenas cortas de ácidos grasos y estimulan la absorción de minerasl como por ejemplo: calcio, magnesio y hierro.

Los arabinooligosacáridos (A.O.S) son extraídos de Larix occidentalis. Se les considera un buen aliado de la función intestinal por favorecer el aumento de las bacterias amigas en el colon. Tienen una gran capacidad inmunoestimulante y son útiles para combatir infecciones por su capacidad para disminuir la adherencia de bacterias.

El término simbiótico es utilizado cuando un producto contiene probióticos y prebióticos. Esta mezcla que actúa conjuntamente favorece mucho más la salud del huésped.

Una flora intestinal sana y equilibrada contribuye al mantenimiento de la buena salud. Por ello es tan importante cuidar y reforzar dicha flora a través de una correcta alimentación, estilo de vida y una buena suplementación de probióticos y prebióticos.