Existen todo tipo de dietas pero cuando se trata de elegir la más saludable, ninguna se puede comparar con la dieta alcalina.

Esta dieta se basa en comer alimentos alcalinos para promover unas células más saludables, mejorar la absorción de nutrientes y estimular la inmunidad, reduciendo la acumulación de placa en las arterias, el deterioro óseo y la inflamación. Esto a su vez reduce significativamente el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas y degenerativas.

¿Demasiado bueno para ser verdad?

En realidad, tiene mucho sentido cuando lo piensas.

Nuestro cuerpo se inclina de forma natural a ser ligeramente alcalino, a un pH de 7,35; de hecho, hará cualquier cosa para mantenerse a ese pH. La dieta, el estilo de vida y los niveles de estrés pueden contribuir a crear un ambiente ácido más antinatural promoviendo la inflamación y las enfermedades afectando a nuestros riñones, hígado, huesos, músculos, tejidos e incluso hasta nuestras células.

Cear un ambiente más alcalino aumenta la entrada de minerales, que es lo que lo hace tan útil. Aquí hay algunos beneficios:

  • Huesos más fuertes y una masa muscular más delgada al aumentar las hormonas de crecimiento y producción de vitamina D.
  • Menor inflamación, lo que mejora la salud cardiovascular, reduce el dolor crónico y promueve un peso saludable.
  • Aumento de la absorción de nutrientes, proporcionando gran cantidad de magnesio para ayudar con cientos de funciones enzimáticas y ayudando a prevenir la deficiencia de vitamina D.
  • Mejora de la inmunidad para protegernos de enfermedades degenerativas como el cáncer, a través de la eliminación de residuos y la oxigenación de las células.
  • Si está preocupado por sus niveles de pH y desea someterlos a pruebas un simple examen de orina le dará una idea de cuáles son sus niveles.

10 formas naturales de alcalinizar su cuerpo.

Disfrute de lo orgánico El suelo en el que crecen los alimentos juega el mayor factor sobre cuán alcalino son. Es aconsejable elegir productos orgánicos que se han cultivado en el suelo con un pH entre 6 y 7 ya que proporcionarán un mayor contenido en vitaminas y minerales.

Hidratar con agua alcalina El agua en sí es importante para la salud, pero asegurando que esta sea alcalina agregará minerales a su cuerpo para mantenerlo en equilibrio, independientemente de los factores estresantes diarios de la vida. Agregar una varilla alcalina en su botella de agua lo mantiene hidratado y alcalino.

Di no al azúcar El azúcar es un alimento altamente ácido, que obliga a su cuerpo a agotar sus reservas minerales para garantizar permanecer en un estado alcalino. Al reducir o eliminar el azúcar le resultará más fácil mantener el pH equilibrado y disfrutar de los beneficios de la dieta alcalina.

Aumentar las frutas y las verduras Las frutas y verduras son su mejor fuente de alimentos alcalinos ya que son más ricos en vitaminas y minerales. Comer una dieta basada en vegetales ayuda a mantener el equilibrio natural de pH de su cuerpo.

Incluya suplementos minerales Un ambiente ácido requiere que tu cuerpo extraiga minerales de tus huesos, músculos y tejidos. Si fuera necesario, añadir citratos de magnesio y calcio a su protocolo de suplementación puede ser de ayuda para mantener su cuerpo alcalinizado a través de la ingesta regular de minerales.

Reducir los lácteos En general, los lácteos son altamente ácidos. Aunque la leche se comercializa como una gran fuente de calcio, su efecto ácido elimina más calcio del cuerpo de lo que agrega. Intente cambiar a una fuente más alcalina, como leche de almendras sin endulzar.

Tome almendras Las almendras son alcalinas debido a su alto contenido en calcio y magnesio.

Comience a usar aceite de aguacate El aguacate es uno de los mejores alimentos alcalinos que puede consumir, por lo que su aceite es perfecto para cocinar, para la repostería y para aliñar las ensaladas.

Administre su estrés El estrés promueve un estado más ácido mediante la secreción de hormonas del estrés que acidifican el cuerpo. Aprendiendo a controlar el estrés a través de ejercicios de respiración, tener una rutina de sueño adecuado y hacer ejercicio regular, creará un ambiente más alcalino.

Verduras El consumo regular de verduras como la espinaca, la col rizada y el brócoli alcaliniza el cuerpo y promueve la eliminación de toxinas. Ensaladas, batidos y salteados son excelentes formas de incorporar más verduras en su dieta. Mientras que las dietas “de moda” aparecen y desaparecen, la dieta alcalina ha existido durante años y es reconocida como una de las mejores dietas para promover la longevidad y la prevención de enfermedades.

Haz un favor a tu cuerpo y ¡sé alcalino!

Sharisse Dalby, Nutricionista (RNC) Asesora nutricional registrada, ayuda a familias y niños superan sus problemas de salud, centrándose en problemas digestivos y emocionales.