Foto intestino irritable colon calm

1er paso. Probióticos específicos para la salud del colon

El síndrome del intestino irritable, más conocido como colon irritable,  es uno de los trastornos digestivos más comunes  y es motivo de consulta habitual  a  los profesionales.  Se define por  la presencia de dolor abdominal , hinchazón y cambios en el hábito defecatorio con alternancias diarrea-estreñimiento.  Afecta hasta un 24% de la población adulta  y suele ser más común en mujeres que en hombres.

Los probióticos influyen positivamente  en  el devenir de este trastorno por lo que su  uso  puede estar del todo recomendado.  Ahora bien,  a la hora de escoger un combinado de probióticos es importante optar por las cepas bacterianas específicas que tienen propiedades inherentes y que son las que han demostrado un efecto más pronunciado  en la mejora del  bienestar intestinal asociado a este síndrome.  Entre  los probióticos a destacar podemos citar los siguientes:

  • Bifidobacterium infantis - Dominante en la flora colónica, su efectividad se ha demostrado al comprobar que disminuye el dolor, la hinchazón, normaliza el hábito del tránsito intestinal y regula el estado inflamatorio de la mucosa intestinal. 
  • Bifidobacterium longum - En combinación con otros probióticos ha demostrado una  reducción de la flatulencia y en la regulación del tránsito en las primeras 4 semanas de tratamiento.
  • Lactobacillus acidophilus - La eficacia de este probiótico ha quedado demostrada al mejorar los síntomas globales (dolor abdominal, flatulencia, hábitos de tránsito intestinal y bienestar general) en personas con síndrome de colon irritable.
  • Lactobacillus plantarum - Los estudios han demostrado una reducción del dolor abdominal y la flatulencia al administrar L. plantarum durante 4 semanas.
  • Lactobacillus rhamnosus  Refuerza las defensas naturales del intestino y regula la permeabilidad de la pared intestinal.


2º paso. Calostro y salud intestinal

El calostro es el primer y el más equilibrado alimento que proporciona la naturaleza y nunca es demasiado tarde para beneficiarse de este alimento tan preciado. Es una combinación perfecta de factores de inmunidad, factores de crecimiento, vitaminas, minerales, aminoácidos y otros componentes minoritarios que ejercen una amplia variedad de beneficios sobre la salud y en concreto, sobre la salud intestinal. Regenera y promueve el crecimiento de la flora intestinal evitando la invasión de patógenos. Los factores de crecimiento estimulan la reparación de la membrana intestinal  para una óptima absorción y permeabilidad, que permita la correcta asimilación de los nutrientes. El calostro contiene uno de los activos más importantes para la regulación de la respuesta inmunitaria e inflamatoria conocidos como polipéptidos ricos en prolina (PRP’s) y que poseen un papel clave en la mejora de alergias y ciertos trastornos funcionales digestivos como el síndrome de colon irritable. 

3er paso. Prebióticos y salud intestinal

Los prebióticos son unos ingredientes que mejoran la salud intestinal al ser utilizados como sustrato de crecimiento por las bacterias que conforman la microflora intestinal.  De este modo, incrementan el número de bacterias protectoras en el intestino, además de fermentar en el colon donde generan unos ácidos que protegen la mucosa intestinal de la invasión patógena. Entre los ingredientes prebióticos cabe destacar los fructooligosacáridos (FOS) extraídos a partir de la inulina, una fibra de la raíz de la achicoria  y arabinogalactanos (AOS) obtenidos de la madera del árbol del alerce.  Tanto unos como otros tienen una enorme importancia para mantener la salud del intestino y además los AOS activan la respuesta inmunitaria. 

Tu ayuda Sura Vitasan:


 

Foto bote ColonCalm